miércoles, 6 de enero de 2016

Una nueva vuelta al sol

Yo no hago recuentos a fin de año ni me pongo propósitos a principio de año. No analizo nada, no siento que algo se termina ni que comienza nada nuevo. Para mí es netamente un tema de números. Del 31 de diciembre pasamos al 1 de enero como cualquier otro día. La única diferencia, es que hay champaña, fuegos artificiales y un feriado. Los fuegos artificiales me dan lo mismo, de hecho, estoy en contra, porque les hace daño a los animales. Pero soy pro champaña y pro feriado, así es que, en ese sentido, darle una vuelta más al sol es un evento positivo para mí. 






Pero, a pesar de eso, tengo que reconocer que el 2015 fue especial. Fue el año en que terminé una lucha interna que tenía conmigo misma, en donde me auto mandé a la punta del cerro, me auto puse los puntos sobre las ies y me auto liberé de varias presiones que yo misma me tenía encima. Gracias a eso, es que hoy puedo decir que soy fotógrafo (y muchas otras cosas, pero no vienen al caso). Y hace mucho tiempo que nada me hacía así de feliz. Lo que viene para el 2016 es hacer crecer ésto que estoy armando de a trocitos muuuy chicos, para que me deje algo más que satisfacciones. Espero que también me empiece a dejar algunos pesos en el bolsillo y en cantidades más contundentes. Y así será. Dicen que hay que decretar... Así es que decreto que mi negocio de fotografía este año crece... también decreto un lente macro, un foco profesional y un novio igualito a Jim Caviezel, que sea vegetariano y le guste el vóleibol (en pedir no hay engaño)... Y también decreto que voy a conocer en vivo a mi amiga Lali de España que es la scrapera más increíble de la Vía Láctea... y si no me creen, hagan click en su nombre. 








OK, me pongo seria. Los calendarios se vendieron como pan caliente. Tenía un poco de susto al principio, ya me veía tapizando mis murallas con los calendarios, haciendo avioncitos, usándolos de abanico e iniciándome en el bello arte del origami, pero la verdad es que recuperé la inversión como en dos segundos y medio y también gané, y aunque aún me quedan algunos y regalé muchos también, la experiencia de hacer algo con mis fotos fue súper entretenida y para el 2017 ya tengo pensado cómo los voy a hacer, qué fotos voy a usar, los temas, las composiciones, formatos, cómo comercializarlos, todo... se me ocurrió todo en un ataque de creatividad que me bajó el otro día en un episodio en el que están incluidas algunas buenas personas, música, comida y alcohol... (no se aceptan preguntas. Conformarse sólo con que esta vez tuve una epifanía y la recordé, lo que constituye un gran logro). En mi cabeza, mis próximos calendarios se ven súper lindos. Que ganas de poder hacerle un pantallazo a mis pensamientos y mostrarles... o mejor no... no vaya a ser que se me pasen de largo algunas cosas que deben permanecer sólo en mi mente... ¿Están viendo la aureola sobre mi cabeza, cierto?








Estas fotos que están viendo fueron hechas con mi celular. Nos fuimos con mi amiga Mireille y nuestras retoñas (las mías humanas, las de ella, humana y canina) a la playa a recibir el nuevo año. Partimos el día 30 en la tarde y llegamos a la 1:30 de la mañana y ustedes se preguntarán cómo es viajar con un perro... bueno, la verdad no lo sé, porque esta perrita tiene la misma personalidad que un bolso, si le pones un par de tirantes, te lo cuelgas y listo. Cero ruido, cero movimiento, cero ladrido, hasta se me olvidaba que íbamos con ella. Mi mamá nos esperaba despierta y con mango sour frío y servido para dormir bien. Surtió efecto, porque me desperté exactamente en la posición en la que me acosté y creo que en vez de dormir caí en coma. 








Obviamente llevé mi cámara, la idea era hacer fotos increíbles, pero la logística fue media extraña y no me dio como para pasear tranquila con cámara en mano. Que suerte esto de que con los celulares hoy se puedan hacer fotos decentes. Obvio que tienen limitantes feroces, pero son súper salvadores. Y ya saben lo que dicen, la foto la hace el fotógrafo...







Sólo me queda contarles que se me cayó el celular al wc, lo que es un asco, pero el universo me tuvo compasión y el hecho sucedió antes de que hiciera lo que tenía que hacer y menos mal el escenario fue el baño de visitas de la casa de mi amiga Sandra, que lo tenía impecable, y no un baño público, porque creo que si así hubiera sido, lo dejo no más en su triste lecho de muerte. Pero, en cambio, me aventuré a sacarlo agarrándolo de la única punta que quedó fuera del agua y hacer toda la vaina de la bolsa de arroz, secador de pelo... total, la cosa terminó en que se metió un arroz en el lugar de conexión con el cargador, pero mi hija adolescente logró sacarlo. Así es que tuve que pasar por el parto de trillizos cabezones que significa ir en este país a una tienda de VTR, la empresa con la que tengo cuenta, para obtener uno nuevo. Días después, el celular revivió mágicamente y en perfectas condiciones, como si nunca hubiera pasado nada, así es que ahora tengo dos... 

Bien, terrícolas, es hora de enfrentarse al laburo. Un abrazo a todos, que tengan una linda nueva vuelta al sol.






11 comentarios:

  1. tus fotos son estupendas! tus posts geniales! así que sí, adelante, querida amiga en la distancia pero menos! me da a mí que este va a ser nuestro año, aunque el 2015 no ha estado nada mal, porque decidir cumplir los sueños es ya un gran logro! 😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Joana! Un abrazo para ti... vamos por ese 2016!!!

      Eliminar
  2. Que bueno que el año 2015 tomaste la decisión de declararte fotógrafa. Gracias a ello podemos ser testigos de estas bellas imágenes, que producen distintas emociones. Hechas con un celular !! .... Una vez mas se comprueba que lo importante es quien está detrás del lente

    ResponderEliminar
  3. Me encantas!!! Estoy segura que el 2016 tu carrera como fotografa se estabilizara ¡Ya lo veras!. respecto al novio y a conocerme... ayyyyy OJALA!!!!!
    un besazo preciosa! Por cierto, las fotos alucinantes!!!

    Lali.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naaaaa, lo del novio, no sé si sea tan importante. Tú estás mucho más arriba en la lista de prioridades. ¡¡¡Besos!!! :)

      Eliminar
  4. Propósito para año 2016: leer todos los posts de Flavia.
    Me he dado cuenta de que me estoy aficionando a leer tus divertidas aventuras y a ver tus preciosas fotografías.
    Sigue así! Ah, y felicidades por el éxito de tu calendario! Seguro que este año te va genial :)
    Un abrazo grande,
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa! Justo nos cruzamos en el camino, andaba dando vueltas por tu blog! Jejejeje... ¡Besos! :)

      Eliminar
  5. Que bonitas fotos! Me alegro que pasaras unos días lindos en la playa y vendieras tus calendarios. Seguro que este año te va genial con la fotografía!
    Besotes desde España

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sara! Ya tengo algunos proyectos en mente y estos días he tenido nuevas propuestas bien interesantes. Creo que este año viene bueno. Besos!!!

      Eliminar